logo image

El vello de los cactos

M. gasparet

El vello de los cactos viene de ti y
colma el aire de una perturbación
inalterable
como algunas mareas
viertes un secreto pugnaz sobre la tierra.

Había transitado estas calles
mucho antes de que imprimieras al
asfalto el susurro de las diásporas
cuando el mundo era
una cosecha feraz y cuanto la luz tocaba
me era dado aun sin haberlo pedido o quererlo.

Diego Rivera

Diego Rivera

Porque viniste a remover con tu
voz un fondo olvidado acaso
en la domesticación y porque
ves más allá de las palabras
admiro en tu ojos el
alumbramiento de lo cotidiano
bajo un cielo restaurado.

¡Pero quién eres dulce acaecida y
cuántas lunas necesitaré para
abarcarte si la oscuridad de tu
desembocadura me hunde
bajo una bóveda de plomo

(pese a la prevención del desencanto
como arma o refugio),

pero quién eres y hasta dónde
el haz de tus adioses!

Deje su comentario