logo image

Los galgos

En Valencia llegó a haber tres canódromos, ahora es un deporte desaparecido en España.
Macanor apostó a los galgos siendo un crío, en Barcelona y en Valencia.
Los galgueros valencianos compraban todos los años 150 y 200 greyhounds de Irlanda y los entrenaban, criaban y revendían por todo el país. “Al galgo lo mató el bingo: la gente sólo quería apostar; a los galgueros nos gustaban los perros”

Comentarios cerrados.