logo image

Los idus de junio

Junio es un mes de perros alanos
y hombres que huyen.

En el cielo de junio disputan los perros
un abrevadero de furia.

Enrojecen los perros sus ojos azules
con una arenga secreta sin párpados.

Es un mes de vuelo de pájaros como balas perdidas,
como metralla del año,
esquirlas de sol tras la explosión de los meses
sobre una luna hueca de noche el resuello de junio.

images

El asfalto crece y las antenas
gritan de júbilo y miedo.

Donde creció la lluvia y su mueca de barro
junio ofrece su reverso
de vida que prende
una falsa alegría, de obuses de luz
sobre el eco del tiempo.

Junio solo puede ser un mes de cambios y de techos,
de muela de tractor en la tierra
o de agarre de perro en su último impulso
por destazar de la luz sus músculos tensos,
sus nervios.

En la aventura de junio
partió nuestro padre hacia páramos ciegos.

El mes de los locos es junio
cuando aúllan
los locos que saben de junio.

Sus sucias traviesas en el tren de los años
traen sueño y astenia en los belfos.

Como febrero es el mes de los gatos
junio te brinda su oscuro equinoccio,
la noche más corta abrasada
de luz y vencejos, de aviones e insectos.

Olvídate de marzo y cuídate
de los idus de junio.

@MarianoGasparet 2013 Prohibido reproducir sin permiso del autor

Comentarios cerrados.