logo image

“Si pudieras entrar en mi mente”

Todo el mundo puede encontrar motivos para quitarse la vida. Es difícil comprender, sin embargo, cuáles son las causas definitivas de los otros, la percusión o el hálito que les hizo escoger el camino rabioso y desesperado, o sereno y consciente, para precipitar el pequeño paso al otro lado al margen del dictado de la carne, de la enfermedad. Entre morir en un garaje sorbiendo vodka como hizo la elegante Anne Sexton, o entregarse a la almohada de un horno como la bellísima Silvia Plathz, o conocer ell mar como Pizarnik, o brindarse como un ángel sobre la acera como nuestro Jose Agustín, o dejarse morir sin medicarse como el Mejor hombre del mundo, son muchos los caminos y quizá los ángulos del final premeditado.

Sylvia Plath (1932-1963

Sylvia Plath (1932-63

Anne Sexton (1928-1974)

Anne Sexton (1928-74)

José Agustín ( 1928-1999)

José Agustín ( 1928-99)

Este es un reportaje espectacular sobre el gran portero alemán Robert Enke joven, deportista de élite, rico, pero depresivo.

(pinchar en Robert Enke y buscar el documental, son 35 minutos esclarecedores sobre el sino de la vulnerabilidad)

Es conmovedor y triste.

Deje su comentario